Star Wars queremos este juego en la NES

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×

1280px-star_wars_logo-svg

Corría el año 1977 cuando el director y guionista George Lucas sorprendió al mundo con La guerra de las galaxias, una de las películas más influyentes de los últimos treinta años y cuyo éxito fue inmediato. Desde su estreno el director se aseguró que la película tuviera una gran cantidad de merchandising asociado al nuevo universo que acababa de crear, y así surgieron enormes cantidades de muñecos, cómics, coleccionables y un largo etcétera, pero no fue hasta 1983 cuando apareció la máquina recreativa basada en la película, al igual que la Nintendo Entertainment System Mini

En este videojuego controlamos un Ala-X y asumimos el papel de Luke Skywalker, el protagonista de la película, quien debe destruir el anna definitiva del Imperio Galáctico, la temida Estrella de la muerte. Para conseguirlo, el juego se divide en tres fases: en la primera nos encontramos alrededor de la Estrella de la muerte y, a diferencia de otros títulos de naves, no tendremos que destruir a todos los enemigos que nos salgan al paso, sino que nuestro objetivo es llegar sanos y salvo a la segunda fase del juego. En esta segunda fase nos hallamos en la superficie de la Estrella de la muerte, nuestra misión aquí será esquivar los rayos láser que nos disparan desde las torres de defensa y llegar al escenario final, en el que deberemos usar la Fuerza para destruir, con un disparo certero, la poderosa y temible arma del Imperio.

Como suele suceder en los videojuegos de esta época, una vez superadas las tres fases que componen el juego, este vuelve a comenzar desde el principio con una dificultad aún mayor. Hay varias razones que explican el gran éxito que tuvo este videojuego en su momento, aun a pesar de su corta duración y lo repetitivo que nos pueda resultar hoy día. Una de ellas es sin duda el apartado gráfico, extraordinario para la época, debido a la utilización de vectores con los que se consiguió desarrollar un entorno en tres dimensiones realmente asombroso y pocas veces visto hasta entonces…, aunque ahora se vea falto de texturas y un abuso en el uso de fondos negros. Igual de sobresaliente era su apartado sonoro, en el que además de la música de la película se utilizaron voces digitalizadas de los propios actores, por lo que podemos escuchar durante la partida a Luke Skywalker, a Darth Vader o los gritos del poderoso Chewbacca.

Pero lo que supuso todo un acierto por parte de Atari fue el diseño de la propia recreativa, totalmente decorada con imágenes de la película y con unos controles que simulaban estar en el interior de la cabina de un Ala-X, el punto final perfecto para un videojuego que marcó una época y que está considerado, aún hoy, como uno de los arcades más importantes y novedosos de su tiempo.
Como se puede suponer, el gran éxito de la recreativa de Star Wars hizo posible la aparición de dos continuaciones basadas en las respectivas películas de la saga galáctica: El Imperio contraataca y El retorno del Jedi. Estos tres títulos fueron incluidos como extras en el videojuego Rogue Squadron III: Rebel Strike, de GameCube.

Star Wars
Fecha de creación: 1983
Desarrollador: Atari
Distribuidor: Atari
Género: Piloto de Ala-X
Plataforma: Arcade

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×